El software de calidad y el éxito de un negocio

El éxito de un negocio reside en lograr alcanzar sus objetivos empresariales. Para gestionar, supervisar y analizar el progreso de un negocio, las empresas necesitan herramientas de gestión que sean útiles, de fácil manejo y actualizados. Un elemento de gestión imprescindible para un negocio son el software y las aplicaciones. Un negocio que cuente con un software de calidad, puede destacar entre su competencia porque gracias a una buena gestión es más eficaz y productivo.

El proceso de una empresa agile es interactivo e incremental
El proceso de una empresa agile es interactivo e incremental

¿Qué es agile?

Para entender qué es una empresa agile, es necesario comprender cómo han trabajado y trabajan las empresas de desarrollo de software. Cada empresa tiene un producto previamente diseñado antes de que el cliente contacte o sepa qué quiere; a este producto se le llama técnicamente producto cerrado. Cuando el negocio cliente contacta con la empresa y contrata el servicio, los desarrolladores adaptan su producto cerrado a las necesidades básicas de la empresa cliente. Finalmente, una vez el negocio disponga del software, debe pasar por un proceso de formación para aprender a trabajar con el software y familiarizarse con él.

Esta ha sido la metodología de trabajo durante los últimos años, pero si atendemos a este proceso puede que se nos preguntemos ¿Por qué el negocio debe perder el tiempo aprendiendo cómo gestionar su negocio con el software si ha pagado un producto que le ayude?¿No se pierde eficiencia si falla en usabilidad?

Evidentemente, esta estrategia tiene fallos porque gira en torno a un producto cerrado.

Toda empresa, y más aún si esta empresa ofrece un servicio, debe centrarse en el cliente y sus necesidades. Y es aquí donde se encuentran las empresas agile. Una empresa agile centra sus esfuerzos en colaborar con el negocio cliente para desarrollar un software de calidad para satisfacer al cliente.

Como se muestra en la infografía, el método agile sigue un proceso incremental e iterativo, en este proceso la repetición es importante, estas repeticiones ayudan a re-direccionar la calidad del software para que pueda cumplir con los objetivos marcados. Esta re-dirección del software se puede comparar al lanzamiento de un misil; cuando se lanza un misil, se corrige el rumbo para que alcanzar el objetivo:

  1. Primera reunión: La comunicación face to face entre desarrollador y negocio es clave, el cliente debe sentirse un participante activo en el proceso de desarrollo. En la reunión se averigua qué necesidades necesita cubrir. El cliente aún no sabe qué tipo de software necesita, es el desarrollador quien, como profesional, se lo dice al negocio.
  2. Entrega del producto básico: A lo largo de un tiempo determinado, el desarrollador crea un software básico, creado específicamente desde cero para el negocio, y que cubre sus necesidades básicas. De esta manera el negocio ya puede probar y utilizar su software y comprobar qué le gusta y qué no.
  3. Entrega del producto avanzado: En cuanto el negocio sepa qué no le gusta y qué sí, debe decírselo al desarrollador quien, tras comprender las críticas, modificará el software de acuerdo con el negocio y implementará el software con unas funciones y complementos que lo mejorarán y aportarán un valor añadido.
  4. Entrega del producto final: Como el método agile se centra en el negocio, es él el que determina cuándo el software es el correcto. Cuando la empresa cliente decide que el software se ajusta a sus necesidades, es fácil de manejar y está satisfecho con el resultado; se establece que ése es el producto final.

En Initios trabajamos con el método agile porque somos conscientes de las ventajas que ofrece tanto para el negocio cliente como para nosotros. Comprendemos que una empresa debe trabajar en la consecución de los objetivos empresariales y no estar preocupado por la efectividad del software.

Si quieres saber más sobre las empresas agile, quizás te interese alguno de estos libros: